La historia de la familia Henríquez en el mundo del vino comienza cuando Don Víctor Henríquez Solar, un hombre vinculado a esta tierra de antigua tradición vinícola, compró un campo en Parral (Valle del Maule) plantado con viñedos y que de una manera muy artesanal empezó a producir sus propios vinos. Años más tarde, en 1936, don Víctor tuvo la oportunidad de comprarles a los empresarios franceses la actual bodega del viñedo, fundada en 1922, que vinificó y embotelló bajo la marca “El Aromo”. Lo que siguió fue una ardua tarea, pero Don Víctor perseveró en lo que fue un largo viaje, y en un ambiente hostil para aquellos que en ese momento querían embotellar vinos de buena calidad.

Más tarde, sus esfuerzos, y luego la gran visión empresarial de sus hijos Manuel y Arturo, que vieron el potencial del viñedo y sus tierras, decidieron innovar y modernizarse.

Hoy en día, la tercera generación de la familia Henríquez ha logrado establecer a Viña Aromo como una de las viñas más respetadas en Chile y en un referente del Valle del Maule, buscando acompañar y estar presente en todos los momentos de alegría de sus consumidores.

sé nuestro socio

Más información

¿Dónde estamos?