Análisis de Indicadores para la Industria

Después de un escenario marcado por una abundante producción nacional e internacional de vino en 2018, el reciente Informe Ejecutivo de Producción de vinos 2019 emitido por el SAG, da cuenta de una disminución de un 7,4% en la producción respecto al año anterior.

Si bien a nivel internacional la OIV todavía no entrega proyecciones de producción de vino para 2019, el Ministerio de Agricultura francés ya estimó que la producción en ese país podría caer hasta un 13% debido al clima adverso que han enfrentado, lo que podría ayudar a descomprimir este mercado que el año pasado alcanzó una de las producciones más altas desde el año 2000, con 292 millones de hectólitros, en contraposición con un consumo estabilizado en 246 millones de hL.

En el primer semestre de 2019, el aumento del valor del dólar y del Tipo de Cambio Multilateral del Vino (TCMV), aparecen como indicadores positivos para la actividad, junto con una disminución en el costo del vino, acorde con la mayor producción de 2018 tanto a nivel nacional, como internacional. A su vez, la disminución del precio de la energía y de las cajas de cartón contribuyen a la disminución de costos, a diferencia del aumento en las remuneraciones y el costo de las botellas de vidrio.

En el análisis a doce meses, las ventas de vino en el mercado interno aumentan en valor, pero disminuyen en volumen, en tanto que las exportaciones de vino embotellado, en un contexto de inestabilidad en el comercio internacional, disminuyen en ambos parámetros. Destaca eso si el crecimiento en valor de los vinos por sobre US$60/caja.

Descarga el informe completo aquí: Septiembre 2019 Indicadores sectoriales

volver

sé nuestro socio

Más información

¿Dónde estamos?