Equilibrio en el valle:

El largo tramo chileno de la Carretera Panamericana avanza recto por el Valle Central, cruzando los ríos que fluyen hacia el oeste desde los Andes y rodeando los cordones transversales de la Cordillera de la Costa que penetran al interior de vez en cuando. Variedades tales como la carmenère aprecian este ambiente parejamente equilibrado, donde el tiempo es estable y la tierra, habitualmente generosa.