Cuándo evitar el consumo

Porque queremos disfrutar el vino en su justa medida, es que debemos conocer nuestros límites y aprovechar así sus múltiples beneficios.

Según estudios y evidencias científicas de distintos países del mundo, como Estados Unidos e Inglaterra, se acepta como consumo moderado de bajo riesgo:

Hasta 2 copas de alcohol al día para las mujeres.

Hasta 3 copas de alcohol al día para los hombres.

No más de 4 copas de alcohol de una sola vez.

No deben consumir alcohol: mujeres embarazadas, personas que tomen cierta medicación o que deban manejar maquinaria.

Consumo de alcohol: medidas

1 unidad de alcohol* representa 10 g de alcohol puro, que equivale a:

100 ml de vino con una graduación alcohólica de 13 % vol.

100 ml de vino espumoso con una graduación alcohólica de 12 % vol.

60 ml de vino fortificado con una graduación alcohólica de 20 % vol.

85 ml de vino aromatizado con una graduación alcohólica de 15 % vol.

¿CUÁNDO EVITAR BEBER?

Hay ciertas situaciones o condiciones en las personas en las que es preferible evitar el consumo de alcohol. Quisimos destacar estas excepciones, como parte de un consumo moderado y responsable, que nos invita a disfrutar mejor de nuestro vino.

EVITAR BEBER Y CONDUCIR

Al igual que cualquier otra bebida alcohólica, el consumo de vino trastorna la capacidad de llevar a cabo algunas actividades, como conducir. Beber tiene consecuencias sobre las funciones visuales y psicomotoras del conductor, así como a su comportamiento y actitud. El mejor consejo es no consumir bebidas alcohólicas cuando se conduce. En cualquier caso, los límites TAS* establecidos para los conductores no se deberían rebasar en ningún momento!

* Tasa máxima permitida de alcohol en la sangre.

LAS MUJERES EMBARAZADAS NO DEBERÍAN BEBER ALCOHOL

El consumo de bebidas alcohólicas por parte de mujeres embarazadas puede provocar malformaciones del embrión y puede presentar síntomas del síndrome fetal debido al consumo excesivo de alcohol. Esta es la razón por la cual las bebidas alcohólicas debe evitarse durante el embarazo.

LAS PERSONAS MENORES DE EDAD NO DEBERÍAN BEBER

Los jóvenes están en riesgo de sufrir daños por el consumo excesivo de alcohol en particular porque interfería en su crecimiento, estado nutricional y desarrollo de la personalidad. Los efectos negativos del abuso del alcohol son mucho más pronunciados en los jóvenes. Esto se debe tanto a su falta de madurez física como a los factores psicológicos.

Compartir