Cinco grandes beneficios del vino tinto que no conocías

1. Un aliado para bajar de peso

¿Lo sabías? En efecto, el vino tinto dispone de una propiedad muy especial: activar un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y, por si esto fuera poco, nos permite estimular las existentes para depurarlas e ir eliminándolas poco a poco. Para demostrarlo, el  Instituto Tecnológico de Massachusetts realizó varios estudios y publicó sus resultados en diversos medios.

No obstante, para que este efecto lo veamos reflejado en nuestra silueta, recuerda que no debes beber más de una copa al día. En la imagen tienes una referencia de la cantidad: no llega a un vaso lleno. Obviamente, los resultados serán más visibles si lo combinamos con una dieta equilibrada y libre de grasas.

2. Potenciador para nuestro cerebro

El vino tinto es un buen mediador para mejorar nuestros procesos cognitivos. ¿Y cómo puede ser esto? Son muchos los estudios que nos demuestran que beber vino de forma equilibrada, moderada pero constante, hace que podamos prevenir demencias y enfermedades degenerativas de nuestro cerebro.

Resuelve las inflamaciones, evita el endurecimiento de las arterias ,y además, inhibe la coagulación mejorando así el riego sanguíneo. Es fabuloso.

3. Trata las infecciones de las encías

Si eres de esas personas a las que, por ejemplo, les sangran las encías, no lo dudes y acompaña tus comidas con un vasito de vino tinto. Existen compuestos presentes en las uvas que, al ser fermentados en vino, tienen la virtud de evitar la aparición de los estreptococos y bacterias vinculadas a las caries, además de ser muy eficaz contra la gingivitis e incluso dolores de garganta.

4. Combate el cansancio

Curioso, ¿verdad? La investigación apareció en The FASEB Journal, y nos dice que es precisamente el resveratrol presente en las uvas quien mejora nuestra situación en esos días en que estamos algo más apáticos o cansados. Vale la pena tenerlo en cuenta.

5. Aumenta nuestras endorfinas

Recuerda: siempre con moderación para disfrutar más de ese vino tinto sano y delicioso. Al hacerlo, liberamos endorfinas en nuestro organismo, relajándonos y disfrutando más del momento. Dicho estudio se llevó a cabo en la Universidad de California. No olvides que el vino combinado con determinados alimentos y platos potencia aún más su sabor y el disfrute de los mismos. ¿Lo sabías?

Compartir