Desafíos y mecanismos para fortalecer la productividad del trabajo y la competitividad de la industria vitivinícola

Conocer los factores que hoy ayudan a fortalecer la productividad del trabajo y competitividad de la industria vitivinícola en Chile.

Conocer los factores que hoy ayudan a fortalecer la productividad del trabajo y competitividad de la industria vitivinícola en Chile, debemos poner a nuestro país en el contexto mundial de la industria del vino, donde representa el 4,6 % de la producción mundial y ocupa el lugar sexto lugar a nivel global.

Su producción alcanza hoy los 243 millones de mhl, al año 2012 y hay diez principales destinos que representan el 78,4% de envíos, sumando un total de sus Exportaciones de US$ 1.878,8 millones

Pero más allá de las cifras, hoy existe el constante desafío, para implementar sistemas que mejoren continuamente la competitividad y ante eso, los desafíos en capital humano hoy, están marcados por cuatro pilares fundamentales, que Wines Of Chile ha definido, para dibujar la ruta de aquí al 2020.

Las iniciativas apuntan a: Cerrar brechas de educación y capacitación; mejorar las oportunidades laborales para los trabajadores; favorecer la incorporación de prácticas de sustentabilidad, y el desarrollo social y territorial. Algunos de los principales compromisos que se necesitan para poder concretar la estrategia, son la de aumentar y profundizar el apoyo de la misma Industria, obtener financiamiento basal de fondos públicos para consolidar la institucionalidad del CCiV; desarrollar la mención vitivinícola en todas las regiones productivas, entre otros puntos de relevancia

Desde el año 2012 hasta hoy, cuando se fijaron estos lineamientos, se han realizado varias acciones para mejorar la productividad y la competitividad de la industria:

  • Una consistente trayectoria de creación de capacidades y compromiso con el Capital Humano
  • Consejo de Competencias
  • Estrategia 2020
  • Estudio Inteligencia Laboral
  • Levantamiento y actualización de nuevos perfiles
  • Capacitación con Planes de Formación
  • Desarrollo especialidad vitivinicultura

Es así como se creó la Estrategia del Capital Humano 2014-2020, con cinco ejes fundamentales, que se han ido desarrollando desde el año 2012, cuando fue presentado el Programa de Capital Humano.

Los lineamientos principales son:

  • Consolidar la institucionalidad del Consejo de Competencias para la Industria Vitivinícola (CCiV) con miras a fortalecer la dirección estratégica y la coordinación del accionar de los organismos, y otras iniciativas impulsadas por Vinos de Chile para el desarrollo del Capital Humano.
  • Crear un observatorio para realizar estudios de inteligencia del mercado laboral, a fin de precisar las necesidades de la industria por trabajadores calificados y orientar la elaboración de planes formativos, según perfiles ocupacionales críticos, que facilitenla formación continua de las personas.
  • Contribuir a la profundización de la educación vocacional y la capacitación basada en un marco de cualificaciones estandarizadas, para potenciar la empleabilidad y movilidad de estudiantes y trabajadores, con énfasis en la formación por competencias de jóvenes y mujeres.
  • Establecer una estrecha conexión entre los desafíos y requerimientos de los procesos de I+D+i que realizan las empresas de la industria, con la identificación y preparación de los recursos humanos necesarios para viabilizar las ganancias de competitividad de esas innovaciones.
  • Gestionar vínculos y acciones con actores del sector público y privado (stakeholders) para diseñar, financiar y ejecutar programas y proyectos que contribuyan al desarrollo del capital humano, acorde a las necesidades y prioridades de la industria en cuanto a mejorar la productividad de su fuerza laboral y la competitividad del sector.
Compartir